5 razones por las que debes visitar el Desierto de Namib

También es conocido como el Océano de dunas rojas

Existen muchos desiertos en el mundo, pero sin duda uno de los más extraordinarios es el Desierto de Namib, ubicado en Namibia, África.

Pero, ¿qué lo hace tan especial? A continuación te contamos cinco motivos que lo hacen único y por los que deberías incluirlo en tu lista de lugares por conocer.

1.- Su edad: El Desierto de Namib es el más antiguo del planeta. Su origen data de hace más de 65 millones de años.

2.- Su tamaño: Sus dunas se encuentran dentro del Parque Nacional de Naukluft, que mide cerca de 50.000 kilómetros cuadrados, tamaño similar al de Suiza. Esto lo transforma en uno de los desiertos más grandes del planeta.

3.- Sus dunas: Son las más altas del mundo, ya que llegan a medir 300 metros de altura. Su tamaño equivale a un edificio de 60 pisos.

4.- Sus paisajes: Además del potente color rojizo de las dunas, en el Desierto de Namib puedes encontrar el cementerio de árboles momificados por la deshidratación del suelo. Algunos tienen hasta 900 años.

5.- La vista: Durante la noche puedes disfrutar de un cielo completamente despejado, siendo uno de los lugares perfectos para apreciar la Vía Láctea sin problemas.

Video Destacado