Blue Lake, el lago más cristalino del mundo en el que ningún ser humano se puede bañar

Sus aguas son muy especiales

El Lago Azul o Blue Lake no es como cualquier lago del planeta. En 2011, el Instituto Nacional de Agua e Investigación Atmosférica de Nueva Zelanda (NIWA) comprobó que sus aguas son las más cristalinas del mundo. 

El estudio realizado por esta institución consigna que el agua del lago es tan transparente, que la visibilidad es de hasta 80 metros de profundidad.

Está ubicado en la Isla Sur de Nueva Zelanda, a unos 1200 metros sobre el nivel del mar, lo que hace que su temperatura se mantenga siempre entre los 5 y 8 grados Celsius.

Pero a pesar de su enorme belleza, ninguna persona puede sumergirse en él. Esto, debido a que las aguas del Blue Lake son sagradas para la tribu maorí, llamada Ngāti Apa ki te Rā Tō.

El único que ha tenido el privilegio de nadar en este hermoso lago es el fotoperiodista y ambientalista danés Klaus Thymann.

En 2013 el Departamento de Conservación de Nueva Zelanda, el NIWA y la tribu le dieron un permiso especial para poder fotografiar la claridad del lago con fines de conservación científica y ambiental.

Video Destacado